La omelette de Pereira

tranvia-lisboa   Como el protagonista de Sostiene Pereira, de Tabucchi, ayer, para tomar la parva colación de cada noche, me preparé una omelette a las finas hierbas.

Este hombre, Pereira, se alimenta a base de limonadas y de las omelettes que le preparan en el Café Orquídea de Lisboa.

Basta con batir unos huevos y añadir un puñadito de hierbas provenzales; ni siquiera necesita sal. ¡Os la recomiendo! Está buenísima.

Otro día probaré a hacerla con mostaza de Dijon, orégano y mejorana, como Pereira se la prepara al malogrado Monteiro Rossi.

antonio tabucchi - sostiene pereira Tabucchi

Os pongo unas fotos de la romántica y decadente Lisboa:   OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Elevador Sta Justa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Miradouro Sta Lucía

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Café A Brasileira

Pessoa

Fernando Pessoa

Esta estatua de bronce del poeta portugués Fernando Pessoa (1888-1935) está en el barrio del Chiado, delante del café A Brasileira, donde él tomaba su absenta.

No se puede visitar Lisboa sin ir al café A Brasileira, montar en tranvía y escuchar un fado en el barrio de Alfama.   http://www.youtube.com/watch?v=G4cyNK3BW7Q#t=102

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros, películas y canciones, Lugares y tiendas, Recetas de cocina. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La omelette de Pereira

  1. Carmen dijo:

    Oh! Miss Bennet, que lujo de blog, que de nuevo nos trae a la memoria un muy buen libro, y la película, unido a una ¿sublime? Ciudad. Si lo pongo entre interrogantes es porque no se muy bien como calificar a una Lisboa que me encanto cuando visité. Lo cierto es que todo lo que pude conocer de Portugal me gusto muchísimo. Ya hace años que no he vuelto, pero, en su día, estuve en más de una ocasión, y al volver y compartir mis viajes, no podía entender a quien solo lo veía como un lugar decadente y con otros calificativos que prefiero no mencionar x no compartirlos como algo que califique al lugar.
    Parva colada de anoche… qué culta eres miss Bennet, en todo caso yo no puedo hablar así xq mis cenas suelen pecar de opíparas.
    Sin embargo, no voy a tardar en probar la omelette de Pereira, tiene que estar riquisima.
    Para quien desconozca el tema, recordad que tomar la parva se decía a la costumbre de tomar los hombres una copita de aguardiente, con una galleta o un trozo de pan, rompiendo así el ayuno y antes del desayuno propiamente dicho. Como antes se madrugaba bastante, mientras las mujeres hacían el desayuno, los hombres acudían a la taberna o al mismo alambique a tomarse su copichuela de orujo, para entonar el estómago y echar unas parladas distendidas, sobre todo en época de frío.
    Desde la época romana y después en terminología de la Iglesia, se llamó en latín refectio parva (comida pequeña) a un desayuno ligero o a una pequeña porción de alimento que se tomaba por las mañanas en días de ayuno. La expresión refectio parva se simplificó en el habla popular y para aludir a ese minidesayuno se terminó diciendo simplemente la parva, que al pie de la letra significa la pequeña, sobreentendiéndose lo de comida.
    Segun he leido, la palabra parva, con este significado o parecido, está muy extendido en toda la Península, con referencia a las costumbres propias de una comarca o región. Para unos, siempre con el sentido de pequeña colación o comida, la parva era el tentempié que los aldeanos tomaban a media mañana o media tarde para reponer fuerzas. Para otros, la parva era un simple bocado con vino o aguardiente, para calentar el cuerpo muy de mañana, antes de desayunar fuerte.

    A la par que menciono a los hombres tomando la copita en el bar mientras las mujeres preparaban el desayuno, recuerdo que mañana es día 8 de marzo …

    Un fuerte abrazo

    • Miss Bennet dijo:

      Apreciada amiga: muchas gracias por tus aclaraciones sobre la parva, que me resultan de gran interés.
      Al mismo tiempo te diré que comparto contigo el gusto por Lisboa. Me pareció una ciudad entrañable.
      Tu contribución a este blog es sumamente apreciada, igual que la de todos los demás.
      Tuya agradecidísima, xxx

    • Miss Bennet dijo:

      Dijo Descartes: “Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro”.
      Imagínense lo que daríamos los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s